Nutrición Clínica y Alimentación Flexible

¿Sabías que las dietas restrictivas son un factor de riesgo para desarrollar una mala relación con la comida? 

 

En nuestra clínica te ayudamos a mejorar tu salud, a comer mejor y a tratar tus patologías con una metodología propia que, combinando el cambio de hábitos y la alimentación flexible, permite que los resultados se mantengan a largo plazo.

 

 

¿En qué puedo ayudarte?

Salud cardiovasular

Hipertensión, colesterol, dislipidemia, problemas de coagulación sanguínea, ateroesclerosis, etc.

Mejora de la composición corporal

Salud digestiva

Síndrome de intestino irritable, enfermedad de crohn, gastritis, elycobacter pylori, disbiosis.

Diabetes Mellitus

Diabetes tipo I y tipo II, resistencia a la insulina y síndrome metabólico.

Patologías   autoinmunes

Celiaquía, tiroiditis de hashimoto, anemia perniciosa.

Alergias e intolerancias

Adaptación de la alimentación, prevención de déficits nutricionales, asesoramiento en manipulación de alimentos y alérgenos.

Salud ósea y reumatológica

Osteoporosis, artitis, artrosis, fibromialgia.

Tiroides

Hipertiroidismo e hipotiroidismo

Alimentación infantil

Introducción alimentaria, mala relación con la comida, baby led weaning, asesoramiento en las diferentes etapas.

Otras patologías y problemas metabólicos

Acido úrico, dermatitis, rinitis, EPOC, SIDA, etc.

Prevención

Simplemente deseas mejorar tu alimentación y estilo de vida para lograr la prevención de patologías en un futuro.

Consultas de nutrición clínica y alimentación flexible

Paso 1

Tenemos una consulta de evaluación inicial, dónde conocemos tu situación y necesidades.

Paso 2

Te entrego el plan personalizado que vamos a seguir

Paso 3

Realizamos el plan de continuación